Es a mediados del mes de octubre cuando se recoge la aceituna de verdeo también conocida como aceituna de mesa, porque, dependiendo del momento en que se recoja la aceituna se utiliza para una cosa u otra, porque…¿Sabías que no existen aceitunas verdes y negras? Pues no, son la misma aceituna, sólo que si se recoge antes será verde y si se deja madurar se pondrá negra.

Incluso hoy en día la recogida de la aceituna se hace sobre todo de forma manual, con cuadrillas de aceituneros armados de lienzos, varas y pequeña maquinaria dado que por nuestra zona la mayoría son los pequeños agricultores los que siguen en este oficio y con los aperos y enseñanzas que les dejaron sus antepasados. Esto contrasta con otras zonas, donde es muy habitual ver grandes vibradoras con paraguas o incluso cosechadoras que han sustituido al vareo tradicional. De hecho, los olivos jóvenes se plantan cada vez más juntos para optimizar precisamente estas labores de recolección. Es lo que se conoce
como cultivo intensivo y súper intensivo, muy habitual en zonas llanas de Andalucía como Córdoba y Sevilla, y más aún en el nuevo mundo(Australia, China EEUU, etc.). Sin embargo, en Extremadura, donde el olivar tradicional tiene un fuerte arraigo, es más habitual ver esas cuadrillas de aceituneros altivos, vareando o tirando de los lienzos.

Si quieres conocer más sobre la aceituna y el mundo del aceite, desde el Complejo Rural La Giralda te queremos invitar a que nos visites, te mostraremos una de las almazaras con más antigüedad de la comarca y su museo del aceite, donde podrás ver como se elaboraba antaño el aceite de oliva. No te pierdas conocer el proceso de este bello trabajo que define tanto nuestra cultura y gastronomía. Aprenderemos de los expertos aceituneros qué aceituna recoger, cómo procesarla después, cuáles pasan a la mesa y cuáles se convierten en aceite de oliva, conoceremos el proceso hasta su degustación,

¿Te animas a ser aceitunero por un día?